¿Qué historia tiene este platillo?

El origen del plato Tacú Tacú se remonta a la época colonial, en la cual nace como respuesta a la necesidad de usar la comida sobrante, a fin que no se desperdiciara nada después de las horas de comida.

De hecho, se dice que la comunidad negra- afroperuana, empleaba el arroz del día anterior como fuente de alimento para el siguiente, a la vez que le agregaban otros ingredientes que mejoraran su sabor y lo convirtieran en un alimento totalmente diferente, para aprovechar la comida de la que disponían.

Ahora bien, la forma original de preparación constaba primeramente del arroz que sobraba, al cual se le adicionaba una especie de aderezo a base de cebolla y ají molido que era sofrito en con manteca.

Variaciones del tacú tacú

Si  bien la receta tiene sus ingredientes predeterminados, esto no ha sido un impedimento para que a lo largo de los años se hayan creado diversas variantes o acompañantes para la realización de este plato.  Y es que entre los cambios más comunes encontramos un Tacú Tacú acompañado de frijoles o lentejas, así como otros granos dependiendo del gusto del comensal; a este tipo también se le acostumbra a agregar cebolla cortada en rodajas, acompañadas de milanesas y bistec.

Finalmente, se conoce la existencia de una variación de tacú tacú relleno, el cual consiste en la recta tradicional, pero con el añadido de pollo y mariscos troceados. Y como un plus, el tacú tacú en salsa, que solo incluye un baño del platillo típico en salsa de carne, de mariscos u otro tipo.