¿Cuál es la historia de este curioso maíz?

Aunque es bastante corta, la historia del maíz morado requiere que nos traslademos a la época donde reinaba el imperio Inca; esto es, unos 3000 o 2500 años antes de Cristo, en la altitud del centro de Perú. Posteriormente fue extendiéndose a lo largo de los años, hasta la costa peruana y seguidamente, alcanzando las zonas de altitud de las regiones andinas; donde cada individuo le dio su propio uso.

¿Para qué podemos usar el maíz morado?

Además de su color, este tipo de maíz también es bastante codiciado por las propiedades y sabor que posee. Usándose en la mayoría de los casos para hacer colorante, de modo que los platos queden con una tonalidad morada única ?algo importante si quieres que los niños consuman alguna comida que no sea de su agrado?; esencialmente para acompañar ensaladas y tostadas.

Por otro lado, el zea mays también se puede moler y usarse para preparar tortillas, o en caso que prefieras las bebidas, licuarse para hacer un nutritivo y delicioso jugo. Esto porque consumir este maíz nos ayuda a evitar distintas enfermedades, como las cardiovasculares, el cáncer y la diabetes. Y es que, aunque parezca difícil de creer, tras los múltiples estudios que se han hecho de este maíz, se ha registrado que tiene el poder de prevenir enfermedades mortales, así como la capacidad de reforzar las defensas del cuerpo humano por sus vitaminas.

En conclusión, gracias a todo esto, el zea mays se ha vuelto un alimento funcional, fresco y muy utilizado en el país peruano, que se puede usar para distintas cosas, y consumirse de varias formas.