Tenemos muchas tradiciones y en ellas nunca puede faltar comida deliciosa que nos acompañe en cada fecha festiva y en cada celebración. Semana Santa no es la excepción, es una celebración que dura una semana y que tiene una variedad de exquisitos platos a elegir para cada día.
Tiempo de lectura estimado : 5 Minutos, 45 Segundos
¿Qué podemos comer en Semana Santa?

Como es muy bien conocido, los fieles de la religión cristiana, específicamente la católica apostólica romana que tiene en toda Latinoamérica un gran número de feligreses, evitan el consumo de carne roja durante las festividades de la Semana Santa, ya que este alimento representa, en estas fechas, el cuerpo de Cristo en la cruz.

La Semana Santa es un tiempo de reflexión en el que debe primar la abstinencia. En las regiones del Perú se la celebra con mucha devoción gastronómica y acorde a lo que manda la tradición, prima el consumo de platos cocinados a base de pescado y mariscos.

Por ejemplo, es bastante conocido en el mundo que en Cusco existe la tradición de consumir 12 platos el Viernes Santo, en Ayacucho se celebra la semana santa con chorizo, pero, ¿Sabes qué se prepara en Semana Santa en Arequipa o en Piura? ¿Qué se sirve más allá de las alturas andinas, en el territorio amazónico?

A continuación, te llevaremos en un paseo por seis regiones peruanas y sus respectivas tradiciones culinarias en estas fechas:

Piura: Malarrabia y sudado

Piura es la quinta ciudad más poblada del Perú y líder culinario en el norte peruano; es un territorio diverso que va de las altas punas andinas (tierra de chamanes), hasta la desértica costa y su Mar de Grau. De ahí que sus costumbres gastronómicas sean tan variadas. El plato más sobresaliente en la culinaria piurana en estas fechas es la Malarrabia.

La Malarrabia es especialmente preparada en Catacaos, aunque se ha ido extendido por todo Piura, y combina el majado de plátano cocido, aderezado con ají, ajo y cebolla, y queso picado en cubitos (tradicionalmente se usa el queso de cabra, aunque según el gusto se puede utilizar cualquier queso fresco). Todo esto, acompañado de un pescado en salmuera, o tipo sudado y una menestra, usualmente garbanzo, frejol o lenteja.

El norte moche: causa y sopa teóloga

La culinaria mochica es un sobresaliente ejemplo del norte peruano, que incluye los territorios de Lambayeque y La Libertad. En esta tierra de Naylamp, la semana santa suele celebrarse con dos preparaciones: la causa con escabeche de pescado, y la Sopa Teóloga, más propia de la ciudad de Trujillo.

La causa norteña lambayecana, suele ser menos elaborada que la causa limeña; es básicamente papa cocida y prensada, con un toque de sal, pimienta, limón y ají. Esta causa va acompañada de un escabeche hecho con pescado encebollado y tomate, camote, choclo, yuca, huevo duro y aceituna.

La Sopa Teóloga, suele consumirse el Domingo de Ramos, y consiste en una sopa de pollo o gallina (aunque también hay recetas con carne de res y cerdo), con muchas verduras, queso y leche.

Ayacucho: el chorizo ayacuchano

Aunque la tradición e influencia religiosa en el territorio peruano dicen que la semana santa se celebra con pescado, Ayacucho es la excepción a esta tradición. En esta región si bien se acostumbra tomar la sopa de viernes que es un caldo ligero sin carne hecho de tubérculos, leche y hierbas; el plato que distingue a esta ciudad es el chorizo ayacuchano.

El chorizo ayacuchano tiene la característica que es similar a la salchicha huachana, elaborada con carne de cerdo aderezada con ají y vinagre.

A diferencia de los chorizos tradicionales, este no se sirve en tripa o embutido, sino en forma de carne desmenuzada.

Es un plato contundente que se acompaña con papas sancochadas o doradas y ensalada de remolacha, lechuga y zanahoria.

Arequipa: chupe de viernes y de domingo

La cocina arequipeña es digna representante de la imagen culinaria de Perú para el mundo. Mucha de la influencia en la comida Arequipeña se encuentra estrechamente ligada a la religión y sus tradiciones que se hace presente habiéndose creado muchos platos y postres en las diferentes órdenes religiosas al punto que tienen una sopa o chupe para cada día de la semana.

Los lunes se prepara chanque; los martes, chairo; los miércoles, caldo de chochoca; los jueves, chupe colorado o chuño; los viernes, chupe de viernes; los sábados, puchero o timpusca, y los domingos, el caldo blanco, o pebre de lomos (de cordero), especialmente el domingo de Pascua en Semana Santa.

El chupe de viernes es un plato que reúne pescados y mariscos, abundantes verduras, así como huevos y cecina de pescado. Por su parte, el caldo blanco suele ser más medido, aunque para las fiestas se agrega, además de la res, gallina. En esta nota hablamos ampliamente sobre este caldo, que es la base para otros chupes. 

Amazonía: Patarashca

La Amazonía peruana es un territorio extenso pero sus prácticas culinarias son bastante similares. Desde el oriente norteño, pasando por Loreto, la selva central y la región sur, hasta Madre de Dios, es posible encontrar platos o celebraciones que se asemejan mucho.

Así pues, en Semana Santa también podemos encontrar una serie de platos elaborados a base de pescado y con pequeñas diferencias.

Un ejemplo es el emblemático juane, pero en vez de gallina para Semana Santa se prepara con pescado. También se acostumbra consumir el ceviche de pescado de agua dulce, acompañado de ensalada de chonta, pero quizás la patarashca sea el plato principal en las fiestas de Semana Santa de nuestra Amazonía. La Patarashca es un guiso de pescado relleno que se cocina aderezado al interior de ramas de bijao, se acompaña con yuca y plátano maduro.  

Cusco: los 12 platos

Cusco es una ciudad de los Andes peruanos que también muestra fuertes costumbres religiosas en su gastronomía ya que congrega a miles de peregrinos para la fiesta de Semana Santa y tiene el Lunes Santo como fecha clave, pues ese día sale en procesión el Señor de los Temblores. En Cusco, como en Arequipa y otras ciudades andinas, la costumbre en Semana Santa se orienta hacia los caldos, sopas y chupes.

Hay una costumbre en esta ciudad que destaca por su opulencia, la fiesta cuzqueña de los 12 platos. La fiesta de “Los 12 platos” consta de un menú de Viernes Santo que se recibe al medio día en ayunas y está compuesto por seis platos salados y seis dulces, en conmemoración a la última cena de Cristo.

Este menú de 12 platos varia de casa en casa y también ha ido cambiado con el tiempo, pero entre los más representativos están:

Salados: la sopa de choclo o lawa, sopa de olluco o lisas, la sopa de machas y chupe de camarones, el arroz con mariscos y el pescado frito.

Dulces: empanadas cuzqueñas, suspiros, mazamorra morada.