Ya sea un bar al paso o un elegante restaurante de Lima, el pisco sour peruano será la bebida preferida por aquellos que quieran acallar la sed con algo bien espirituoso. No en vano este trago peruano ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación. Detrás de él existe toda una historia, que nace en la conquista y se traslada hasta nuestros días. Vamos a disfrutar juntos de lo que hay detrás de la escena de una de las más importantes bebidas peruanas.
Tiempo de lectura estimado : 3 Minutos, 48 Segundos
La historia detrás del pisco sour

Hablemos primero del pisco

El pisco sour está a la cabeza de la larga lista de tragos peruanos, y, por supuesto, su ingrediente principal es el tradicional pisco peruano, al que vamos a tratar de conocer un poco mejor.

Con la llegada de los conquistadores españoles, hasta las puertas mismas de la tierra de los Incas, comenzó el desarrollo de la primera ciudad a la que llamarían Ciudad de los Reyes y que, actualmente, es la capital de Perú, nos estamos refiriendo a Lima. Junto a los primero cimientos y piedras que se pusieron para levantar la ciudad, surgió la necesidad de contar con vino para las celebraciones litúrgicas, así es que fueron plantadas las primeras vides.

Junto con la producción de vino, allá por el siglo XVI, comenzó también la elaboración de un aguardiente de uvas. La producción de aguardiente de uva se va a intensificar a partir de la llegada de los Jesuitas a esta región y ya en el siglo XVII la elaboración de esta bebida iba a tener una gran importancia.

Con el crecimiento de la producción de esta bebida, que es la base del pisco sour peruano, comenzó a exportarse en el siglo XVII, y por su puerto de embarque y el lugar de producción se la comercializaba como “aguardiente de Pisco” y así nació el nombre de la más típica bebida peruana.

Del “aguardiente de Pisco” al pisco sour peruano

El pisco sour peruano es un trago que se prepara, básicamente, con pisco, limón, jarabe de goma o almíbar, una clara de huevo, unas gotas de angostura y hielo. Estos son los ingredientes del actual y popular pisco sour peruano. Pero para llegar al presente del pisco sour, vamos a conocer un poco como nace el trago, si historia es más bien reciente y posee varias notas de color.

Como no podía ser de otra manera, el pisco sour peruano, parece tener su acta de nacimiento en un bar de la capital peruana. Allá por año 1929, el Baro Morris promocionaba una bebida a la que llamaba pisco sour, donde el apelativo de “sour” se aplicaba a todos aquellos tragos que tuvieran entre sus ingredientes un toque de limón.

A pesar que el Bar Morris cerró al poco tiempo, este emblema de los tragos peruanos comenzó a popularizarse hasta terminar convirtiéndose en el emblema de las bebidas peruanas. Algunos historiadores sostienen que el pisco sour peruano tiene antecedentes que nos llevan a varios años antes que Victor Morris lo pusiera a consideración de todos los peruanos. Al parecer, en siglo XVIII, había sido prohibido el consumo de aguardiente de pisco debido a las peleas callejeras que ocasionaba, por ello los esclavos comenzaron a elaborar, casi de manera clandestina una bebida a la que denominaban punche y que preparaban con pisco y jugo de limón.

La importancia del pisco sour en la cultura peruana

Luego de su nacimiento en el Bar Morris, el pisco sour fue incorporado por los hoteles más lujos de Lima, algunos sostienen que fueron los propios barmans que, en su momento, trabajaron en el Bar Morris quienes se encargaron de darle difusión, luego del cierre de este famoso bar, pero es recién a partir de año 2003, que el gobierno de Perú comienza a impulsar una política de estado destinada a promover tanto nacional como internacionalmente al pisco sour.

La popularidad que fue adquiriendo el pisco sour peruano fue de tal magnitud, que una de las acciones del gobierno peruano fue declarar, a partir del año 2004, el Día Nacional del Pisco Sour, que se celebra en todo el país el primer sábado del mes de febrero de cada año. Un festejo que ha calado muy hondo en las tradiciones peruanas y que los turistas que visitan este país en esas fechas, disfrutan con todo lo implica una festividad nacional, en honor a uno de los tragos peruanos más famosos del mundo.

Por supuesto, existe una “disputa” entre Chile y Perú sobre los verdaderos orígenes del pisco sour, pero esto quedará en el anecdotario de quienes se adjudican la paternidad de una bebida que se ha ganado un reconocimiento mundial, lo cierto es que ha sido Perú quien tomó la iniciativa y en la actualidad el famoso pisco sour peruano, por derecho adquirido ha sido adoptado por el mundo como una creación legítimamente peruana.